Cuerpo de Ingenieros ofrece su versión del caso del embalse Guajataca (Fotos)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Catalina Carrasco, Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU., Distrito de Jacksonville

En septiembre del 2017, el huracán María azotó a todo Puerto Rico causando destrucción y daños significativos a través de la Isla. Tras su paso devastador, la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) activó de inmediato al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE por sus siglas en inglés) para iniciar sus funciones establecidas por ley como coordinador de FEMA para el sector de Obras Públicas e Ingeniería.

En respuesta a la declaración de emergencia nacional y a las directrices de FEMA, la oficina de las Antillas del USACE, localizada en San Juan, activó sus empleados a dos días de la emergencia. A este equipo se le unieron sobre 40 voluntarios de USACE, de diferentes partes de los Estados Unidos, quiénes comenzaron a reportarse a la Isla apenas cuatro días después del paso del huracán para, junto al equipo local, trabajar en diferentes misiones incluyendo la de inspeccionar 17 represas identificadas por el gobierno local como de alto riesgo y/o cuya integridad estructural pudo ser afectada tras el paso del huracán María.

Entre las represas identificadas como de alto riesgo, se encontraba la estructura de almacenamiento de agua más importante del área noroeste de Puerto Rico, el embalse Guajataca. Sin embargo, el embalse propiedad de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) y que almacena el agua distribuida en gran parte del noroeste de la isla, no tuvo su turno de inspección por USACE antes de que el 23 de septiembre del 2017 comenzara a dar indicios de un fallo potencial del aliviadero causado por la precipitación sin precedente registrada en la cuenca del lago Guajataca. La erosión causada por el desbordamiento continuo del aliviadero y la fuerza del agua destruyó parcialmente la estructura de concreto, la tubería principal que suministraba agua desde el embalse hasta la planta de tratamiento de agua potable y causó daños significativos a las compuertas de la represa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ante la preocupación de un fallo del aliviadero, el grupo de voluntarios de USACE inspeccionó las condiciones de inmediato y se unió al equipo de agencias locales y federales que evaluaron la situación y establecieron soluciones para proceder a las reparaciones necesarias que evitarían un colapso; la directriz de FEMA no tardó en llegar a USACE.

Inmediatamente USACE procedió a solicitar apoyo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, quiénes utilizando helicópteros, procedieron a instalar barreras de concreto y sacos de arena (“supersacks”) al pie del aliviadero para estabilizarlo y controlar el riesgo inmediato. Además, FEMA pidió al USACE que instalara y operara bombas para mantener los niveles de agua en el embalse seguros para la población aguas abajo de la estructura, mientras se continuaba suministrando agua a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico (AAA) para distribución a los siete municipios que se suplen del lago.

“Más de diez agencias locales y federales, así como personal militar, apoyaron la misión de emergencia para estabilizar el aliviadero, el éxito de la operación se debió a su rápida respuesta y su voluntad de colaborar para lograr el objetivo en común”, dijo la Ingeniera de Área de USACE para las Antillas, Ing. Maricarmen Crespo. “La rápida acción de USACE al solicitar apoyo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y la respuesta inmediata de ellos para entregar material a la represa evitó una posible catástrofe”.

Las medidas establecidas de inmediato como respuesta a la emergencia redujeron el riesgo de falla inminente del aliviadero, sin embargo las condiciones en el momento presentaban un riesgo de fallo durante un desastre natural en el futuro. En su capacidad de asesor técnico para FEMA, USACE recomendó la implementación de medidas temporales adicionales que fueron aceptadas; la ejecución de seis medidas destinadas a reducir el riesgo y proteger a las comunidades aguas abajo de la represa Guajataca fue autorizada, en espera de las reparaciones permanentes. La implementación de dichas medidas se logró a través de cuatro contratos adjudicados a un contratista local y a otros pequeños negocios, con un costo de más de $20 millones.

Para diciembre del 2018, se completaron cuatro de las medidas temporales. En ese momento, la AEE y la AAA retomaron el control total de las operaciones de suministro de agua. Se espera que las medidas temporales restantes se completen en el 2019.

Cada aspecto de los trabajos en Guajataca, incluyendo coordinación y toma de decisiones, ha sido un esfuerzo de equipo entre FEMA, AEE, AAA, USACE y la Agencia de Manejo de Emergencias de Puerto Rico. “Estamos trabajando mano a mano con AEE y AAA, comunicándonos a diario, asegurando que todo el trabajo se complete de manera segura y puntual”, dijo el Ingeniero Residente de la Oficina de USACE en las Antillas, ingeniero Wilmer Varela. “Reconocemos la importancia que tiene este proyecto y la mejor manera de lograrlo es trabajando como un solo equipo”.

Para controlar el riesgo de una falla total del aliviadero y de la represa durante los trabajos de reparación, USACE recomendó a la AEE mantener el nivel de agua del embalse en 192.5 metros durante la temporada de lluvia y 194.25 metros durante la temporada seca. Sin embargo, en el 2019 los niveles del embalse nunca superaron los 193 metros debido a las condiciones climáticas locales y la baja precipitación que históricamente se registra entre los meses de octubre a marzo en la cuenca del Guajataca.

USACE, como asesor técnico y agente de construcción de FEMA, continúa proveyendo soluciones técnicas y apoyando el equipo interagencial con el objetivo de proteger la vida de la población río abajo y mantener la integridad de la represa. La AEE y la AAA siguen a cargo de la toma de decisiones operacionales y de mantener informado al público sobre los cambios en niveles de agua del embalse y/o apertura de compuertas para descargas en caso de aviso de inundaciones. La AEE, es la agencia propietaria y operadora de la represa responsable de proveer agua cruda a las plantas de la AAA, quien a su vez es responsable del tratamiento, distribución y suministro de agua potable a sus clientes. El USACE ejecuta sus funciones bajo la dirección de ambas agencias siguiendo sus procedimientos y requisitos operacionales.

La falla de la represa de Guajataca sería catastrófica para la seguridad y el bienestar de la población local y para la economía del área noroeste de la isla y de Puerto Rico en general. Por esta razón, la AEE ha notificado a USACE que su prioridad es evaluar la integridad de la represa para determinar las condiciones actuales y el ámbito de trabajo requerido para proceder con las reparaciones permanentes una vez que las medidas temporales se hayan implementado en su totalidad. La AEE solicitó la asistencia técnica de USACE para realizar un análisis de riesgo de la represa y todos los estudios necesarios para desarrollar el diseño y la construcción de una solución permanente.

Se estima que el costo total de los trabajos de reparación será de cientos de millones de dólares. En este momento, FEMA está en proceso de establecer un mecanismo para financiar parcialmente la primera fase que incluye completar el análisis de riesgo y otros estudios.

El trabajo en la represa de Guajataca es uno de varios proyectos de control de inundaciones que USACE está construyendo en la isla. USACE tiene vasta experiencia en el diseño y construcción de proyectos de control de inundaciones en Puerto Rico, incluyendo las represas Portugués y Cerrillos, que han probado reducir el impacto de las inundaciones antes provocadas por los ríos Portugués y Bucaná en Ponce.

“El Cuerpo de Ingenieros tiene profesionales expertos en la materia, muy capacitados, y comprometidos”, dijo la ingeniera Brenda E. Calvente, gerente de Proyectos del Distrito de Jacksonville. “Nos sentimos orgullosos y honrados de ser parte de este esfuerzo y de continuar proveyendo soluciones duraderas que beneficien a Puerto Rico”.

La autora es especialista de Asuntos Públicos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, Distrito de Jacksonville.

Alcalde de Isabela responsabiliza a AEE y al Cuerpo de Ingenieros por racionamiento en el Noroeste

charlie-delgado-altieri-logo-1

ISABELA: El alcalde Carlos “Charlie” Delgado Altieri responsabilizó a la Autoridad de Energía Eléctrica y al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos por llevar a los pueblos del noroeste del país a un racionamiento de agua potable, que se suma a la falta de luz en miles de hogares en esa zona.

En un comunicado de prensa, Delgado Altieri puntualizó que los residentes de los pueblos de Isabela, Moca, Aguada, Aguadilla, Rincón y San Sebastián, experimentarán un racionamiento de agua como consecuencia de que descendieran los niveles del embalse Guajataca durante la época de baja precipitación.

Hormiga Ardiente cuerito

“El Cuerpo de Ingenieros se hizo cargo de las operaciones del embalse Guajataca, tras registrarse daños en el aliviadero a consecuencia del paso del huracán María y se procedió a extraer agua mediante bombas para suplir agua a las plantas de Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y garantizar la seguridad de la zona. Sin embargo, esa operación fue ineficiente porque detuvo el desborde, pero se continuó la extracción a tal punto que provocó que el lago descendiera a un nivel que ahora no permite servir agua a los abonados”, argumentó Delgado.

Agregó que desde que se iniciaron los trabajos en Guajataca, luego del huracán, ha estado requiriendo información a ambos organismos sobre el plan a seguir en lo que respecta al embalse. Sin embargo, la misma no ha sido provista, ni a él ni a otros alcaldes de los pueblos afectados.

“No estamos hablando de una sequía como ocurrió en el 2015, estamos hablando de que el embalse tiene unos niveles bajos porque el Cuerpo de Ingenieros y la AEE extrajeron agua sin prever que se aproximaba una época de poca lluvia; las operaciones no establecieron un balance entre la seguridad del embalse y la extracción desmedida y eso es lo que nos tiene en este punto crítico”, destacó el incumbente municipal.

Alo & John Almuerzo nuevo 2018

Dijo además, que la falta del servicio de agua afectará a los residentes, muchos de los que también carecen del servicio de electricidad, especialmente en las zonas rurales quienes ya atraviesan difíciles situaciones familiares y económicas. Añadió que un racionamiento limita las operaciones de la industria, el comercio, el turismo y el sector del servicios, y muy particularmente a entidades del campo de la salud, el cuidado de ancianos y el desarrollo económico en términos generales.

“No había necesidad de llevar a la población a esta crisis, llevo meses expresando mi preocupación por la falta de información respecto al plan de extracción y de mejoras a ese embalse; porque la realidad es que bajaron los niveles, pero no han iniciado los trabajos de rehabilitación del área que registró daños”, subrayó Delgado Altieri.

Delgado recalcó que en el caso de Isabela, a diferencia de los demás pueblos del Noroeste, el embalse Guajataca constituye la única fuente de abasto de agua potable para cerca de 45 mil habitantes.

pinchera de papanacho

“Emplazo a la AEE como agencia que opera el embalse y los canales de riego, a que nos presente a los alcaldes del Noroeste, las medidas que se están tomando para atender esta situación. Es nuestro interés conocer el plan de contingencia de AEE y USACE para asegurar la distribución óptima del agua disponible en el embalse, durante este periodo y exijo una reunión en la que además se establezca un canal de comunicación a los fines de dar seguimiento al mismo”, expresó.

Cuerpo de Ingenieros otorga fondos para construcción de un dique provisional en Yauco

dique wm

YAUCO: El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (USACE, por sus siglas en inglés) adjudicó la suma $1.68 millones para construir con carácter de emergencia un dique temporero en Yauco, a partir de este próximo lunes, como parte de los esfuerzos de recuperación asociados con huracán María.

El contrato fue adjudicado a la firma de contratistas BIM, LLC de Guaynabo.

Se indicó que se trata de la construcción de un dique provisional a lo largo de una porción del río Yauco para reducir el riesgo de inundaciones en esta municipalidad.

Tanto las comunidades aledañas, tierras de cultivo cerca del río, carreteras, el cuartel de la Policía e instalaciones recreativas, fueron severamente dañados por las inundaciones provocadas por el paso del huracán el pasado septiembre.

pinchera de papanacho

USACE anticipó que parte sustancial de la construcción del dique debe completarse en unas tres semanas.

Actualmente, el Cuerpo de Ingenieros tiene asignadas por parte de FEMA, 25 misiones de asistencia, que incluyen labores vinculadas con el restablecimiento de la energía eléctrica, instalación de techos provisionales, retiro de escombros, asistencia técnica y evaluación de infraestructura, entre otros.

Expertos de USACE han inspeccionado de forma prioritaria unas 17 represas. No obstante, la construcción de este dique en Yauco no es una misión asignada por FEMA, el proyecto ayudará en el esfuerzo para restaurar las infraestructuras críticas en la zona.

alo & john nuevas ofertas

Información importante sobre los toldos de FEMA… Un techo temporero puede ayudarle a volver a su hogar

FEMA toldos 1 wm

SAN JUAN: El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. (USACE, por sus siglas en inglés) estima que el huracán María dañó severamente o destruyó más de 60 mil techos en Puerto Rico. El programa de techo temporero, conocido como el Programa Techo Azul está disponible para todos los residentes que se les ha dañado el techo.

Aquí hay unos datos acerca de cómo participar de este programa:

pinchera de papanacho

  • Se requiere una solicitud: Tiene que llenar el formulario conocido como Permiso de Entrada (ROE, por sus siglas en inglés). Esto permite que el contratista, elegido por el Cuerpo de Ingenieros, tenga acceso para trabajar en el hogar. Los centros de ROE se establecerán alrededor Puerto Rico, para facilitar y agilizar el proceso de llenar el formulario. A la fecha, se han procesado 7,528 ROEs.
  • Los contratistas instalan los techos azules: Un contratista licenciado instala los techos azules. El material se asegura usando pedazos de madera sujetos con clavos y tornillos y están diseñados para durar 30 días.
  • Los servicios son gratuitos: El servicio de techo azul es gratuito para los hogares con menos de 50% en daños, ya sean residencias primarias o estén bajo un contrato entre arrendador/inquilino, siempre y cuando el dueño de la propiedad lo solicite. Las propiedades para alquiler de vacaciones y propiedades secundarias no son elegibles.
  • Quédese en su hogar: Una reparación temporera de techo pudiera permitir que los residentes se queden en su hogar, en vez de tener que pagar por quedarse en otro hogar u hotel.
  • Proteja su hogar: Los hogares que fueron dañados por la tormenta necesitan protección para reducir daños adicionales y la instalación del techo azul le permite al dueño más tiempo para hacer reparaciones.
  • Comuníquese con el Cuerpo de Ingenieros sobre los techos azules en el: 1-888-ROOF-BLU (1-888-766-3258) o visite: http://www.sad.usace.army.mil/blueroof_espanol/ o visite la página en línea: (http://www.sad.usace.army.mil/BlueRoof/) para más información sobre el techo temporero.
  • También se ofrecen toldos: FEMA provee toldos a los municipios. Los residentes pueden recibir estos toldos azules gratis comunicándose con su Alcaldía.

alo & john nuevas ofertas