Contraloría señala deficiencias de control en los sistemas de información de la Estación Experimental Agrícola del RUM

MAYAGÜEZ: La Contraloría de Puerto Rico emitió una opinión cualificada de las operaciones de la Oficina de Sistemas de Información de la Estación Experimental Agrícola del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.

En un comunicado de prensa se dijo que el Informe revela que el Plan de Contingencia para la Continuidad de Negocios aprobado en el 2009, no estaba actualizado y no se había distribuido a los empleados y funcionarios concernientes. Además, no se habían realizado las pruebas anuales que certificaran la efectividad del Plan. Estas situaciones propician la improvisación y, que en casos de emergencia, no se tomen con orden las medidas apropiadas.

La auditoría de tres hallazgos, señala que el especialista en tecnología, tenía cuentas con privilegios administrativos de dos servidores y de la aplicación eBlue, a pesar de estar acogido a una licencia sin sueldo desde el 16 de febrero de 2017. Además, otros cinco empleados utilizaban la cuenta del especialista, contrario a la norma de que a cada una de estas cuentas se le asigna una única contraseña que no debe ser compartida.

El Informe indica la dificultad de los analistas programadores para entender el funcionamiento de los procesos y controles de la aplicación eBlue, ya que la Estación no contaba con manuales de programador y usuario. La Oficina de Sistemas de Información sólo contaba con cuatro vídeos instruccionales.

El Informe cubre el periodo del 22 de marzo al 1 de noviembre de 2018 y está disponible en  www.ocpr.gov.pr.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estudiantes del RUM inventan “cama para vacas” y ganan concurso Agro-Innovation Hackathon (Fotos)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MAYAGÜEZ: Con un novel diseño de un sistema de camas para vacas que busca aumentar el bienestar del animal, así como incrementar su producción y longevidad, un grupo de cuatro estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), obtuvo el primer lugar en el Agro-Innovation Hackathon.

La competencia de emprendimiento, organizada por el Servicio de Extensión Agrícola (SEA) y la Estación Experimental Agrícola (EEA), adscritas al Colegio de Ciencias Agrícolas (CCA) del RUM, busca soluciones interdisciplinarias a problemas que enfrenta la industria lechera.

El equipo compuesto por Claudia S. Feliciano Soto, estudiante graduada de Ingeniería Química; Kevin W. Rodríguez García, de Ingeniería Civil; Claudia S. Méndez Martínez, del Departamento de Ciencia Animal del CCA; y Patricia Quiñones Osorio, de Mercadeo, del Colegio de Administración de Empresas (ADEM), obtuvo un premio de $1,500 por su proyecto titulado Sustain-A-Bed.

“Nuestro proyecto aspira a crear un espacio de descanso cómodo para la vaca y costo efectivo para el ganadero. Nos surgió la idea de utilizar gomas recicladas como la materia prima debido al gran problema de exceso de este material en Puerto Rico y pensamos que era cómodo para las vacas. Fue una experiencia muy grata y enriquecedora en la que pudimos unir nuestro conocimiento de distintas áreas de estudio para lograr un producto final eficiente”, narró Feliciano Soto, quien además es la presidenta del Consejo de Estudiantes de la Escuela Graduada del recinto mayagüezano de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La joven afirmó que este logro abre las puertas para avances tecnológicos en la industria lechera.

“El emprendimiento tiene un potencial de ayudar a los estudiantes a desarrollarse en varias áreas para salir con una experiencia de mayor valor y poder competir en el área laboral. Además, fomenta un proceso de pensamiento y creatividad. A su vez, crea un sinnúmero de oportunidades para innovar y resolver problemas actuales en diferentes sectores de la comunidad. Para nosotros representa una opción de desarrollar aún más nuestro proyecto y crear una empresa dedicada a la comodidad del ganado lechero”, sostuvo la universitaria.

Durante el evento, un total de 27 alumnos de diferentes universidades como el RUM, la Universidad de Puerto Rico-Aguadilla (UPRA) y la Universidad Interamericana-Recinto de San Germán, presentaron sus prototipos que están dirigidos hacia el bienestar de las vacas, control no-químicos de plagas, así como monitoreo y control remoto de la leche almacenada en los tanques de las vaquerías.

“Este tipo de actividad promueve la colaboración interdisciplinaria e interuniversitaria para resolver problemas reales de nuestros agricultores, mientras los estudiantes crecen académicamente. Aquí colaboran alumnos de Ciencias Agrícolas, Administración de Empresas, Ingeniería, Química y Electrónica con el fin de interconectar los distintos pensamientos y disciplinas académicas para resolver situaciones que afectan la industria”, explicó el líder del proyecto, el doctor Jaime E. Curbelo Rodríguez, catedrático asociado del Departamento de Ciencia Animal y especialista del SEA.

Agregó que los jóvenes, agrupados en cinco equipos, comenzaron a trabajar en los retos presentados en octubre de 2018. Además de los ganadores, dos grupos presentaron sus propuestas de un aparato que succiona moscas de las vacas de manera automática, mientras salen del ordeño, con la finalidad de reducir el uso de insecticidas para el control de estas. Esto reduciría drásticamente la utilización de pesticidas químicos para el control de moscas, así como los costos.

Mientras, otros dos equipos conceptualizaron un sensor de monitoreo y control remoto de la temperatura de la leche almacenada en los tanques de las vaquerías. Esta tecnología no existe en Puerto Rico, ni en los Estados Unidos.

“La experiencia del Agro-Innovation Hackathon permitió que los participantes pudieran defender sus proyectos ante un grupo de especialistas en viabilidad de negocios y ganadería de leche bovina; exponiéndolos a preguntas y situaciones inesperadas. Esto les ayudará a entender que la vía del emprendimiento es una llena de retos, cambios, ilusiones y desilusiones, pero sobre todo, de mucho aprendizaje. Luego de esta dinámica, muchos estudiantes ahora no solo quieren obtener un grado universitario, sino que quieren fundar su propio negocio agro-innovador. Espero que otros compañeros del CCA se motiven a aventurarse en este tipo de actividades multidisciplinarias con el fin de resolver problemas reales en nuestra agricultura”, puntualizó Curbelo Rodríguez.

Un jurado compuesto por el doctor Guillermo Ortiz, especialista en ganado lechero del SEA y catedrático asociado del Departamento de Ciencia Animal; el ingeniero Neftalí Lluch, ganadero y empresario exitoso; y Nelson Perea, director ejecutivo de la incubadora de negocios PRTEC, seleccionaron tres equipos ganadores que recibieron $1,500, $1,000 y $500, respectivamente. El segundo lugar lo obtuvo el equipo denominado West Innovation Agricultural Technology, y el tercero, ThermoMilk.

“Este proyecto es reflejo de que la Universidad es el promotor principal de la innovación y la creatividad desde la colaboración entre las distintas especialidades. Le recalco a los estudiantes que deben crear conciencia de sus áreas de conocimiento, pero también de las contribuciones que puedan hacer otras disciplinas para ampliar el espectro de soluciones. Me llena de mucha satisfacción que esta iniciativa se lleve a cabo desde nuestro Colegio de Ciencias Agrícolas, facultad pionera del RUM, ya que también refuerza la importancia de seguir buscando opciones que tengan impacto en la seguridad alimentaria de nuestra isla. ¡Enhorabuena a estos jóvenes emprendedores!”, indicó el doctor Agustín Rullán Toro, rector del Colegio de Mayagüez.

Los grupos interesados en ampliar sus proyectos recibirán el respaldo del Centro de Negocios y Desarrollo Económico y del ecosistema empresarial del Recinto, conocido como UPRM-Eship Network.

“Para la UPR es esencial reforzar la cultura de emprendimiento en todos los programas académicos. Parte de la transformación que queremos alcanzar en la Universidad es la de desarrollar las herramientas y la mentalidad de que el estudiante se sienta capacitado para emprender sus propios proyectos y crear soluciones. ¡Buscamos innovadores en todas las disciplinas! De manera, que este proyecto enfocado en el sector agrícola refuerza el norte de fomentar un espíritu de generación de ideas y emprendimiento”, expresó, por su parte, el doctor Ubaldo M. Córdova Figueroa, vicepresidente de la UPR y precursor del ecosistema empresarial del RUM.

El Agro-Innovation Hackathon es auspiciado por las propuestas Venture Well Faculty Grant Program y UPRM-Paths to Innovation.

Estación Experimental Agrícola del RUM recibe subvención millonaria para enfrentar el cambio climático

Dr Jose Dumas wm

MAYAGÜEZ: La Estación Experimental Agrícola (EEA), del Colegio de Ciencias Agrícolas del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), recibió una subvención millonaria de la Iniciativa de Investigación en Agricultura y Alimentos (AFRI) en el área de agroecosistemas resilientes en zonas susceptibles al cambio climático, adscrita al Instituto Nacional de Agricultura y Alimentos (NIFA) del Departamento Federal de Agricultura (USDA).

La asignación de $1,175,000 será destinada para el proyecto titulado Aumento de la resiliencia de los agroecosistemas en Puerto Rico ante el cambio climático, que busca la implementación de prácticas agrícolas noveles para mejorar los sistemas de producción. Es la primera vez que este programa nacional otorga fondos de investigación a la EEA.

Alo & John Verano

“Aspiramos a aumentar la cantidad de materia orgánica recalcitrante mediante una combinación de estrategias, como lo son el arado profundo y la utilización de plantas de cobertura. La materia orgánica, arados profundos y plantas de cobertura son de suma importancia para que aumente el intercambio de los nutrientes, la percolación del agua al subsuelo y se retenga más agua durante periodos secos. De esta manera, las plantas de importancia económica pueden sustentarse y no sufrir tanto en el periodo seco. Simultáneamente, en el tiempo de lluvia excesiva, la formación de agregados estables permitirá la infiltración de agua, evitando la escorrentía excesiva”, explicó el doctor José Dumas Rodríguez, catedrático de la EEA en Río Piedras e investigador principal del proyecto.

“Como se sabe, el cambio climático ha afectado los agroecosistemas a nivel mundial, especialmente los tropicales, incluyendo a Puerto Rico. El paso del huracán María en septiembre de 2017, que devastó el país, así como la sequía extrema reportada en el 2015, dejaron de manifiesto nuestra vulnerabilidad”, destacó.

Hormiga Ardiente cuerito

Agregó que la propuesta incluye estudios económicos de las prácticas usadas en los cultivos de plátanos, hortalizas y café.

Se trata de un esfuerzo interdisciplinario en el que también participan los doctores Joaquín Chong Núñez, Héctor S. Tavárez Vargas, Víctor Snyder Sevitt y Carmen Álamo González, todos investigadores y catedráticos de la EEA. Asimismo, colabora la doctora Suzika Pagán Riestra, del Servicio de Extensión Agrícola (SEA) del Colegio de Ciencias Agrícolas destacada en los municipios de Camuy, Quebradillas e Isabela.

Para nosotros es realmente un honor haber recibido esta subvención porque todos tenemos el compromiso de echar la agricultura hacia adelante, conservando el ambiente. Nos sentimos muy orgullosos de que sea la primera propuesta a nivel nacional que se aprueba en la Estación Experimental bajo este programa. Esto muestra que tenemos la capacidad de competir a nivel nacional y que podemos aportar mucho, especialmente ahora, ante la situación que enfrenta el país, todos tenemos que ir en la misma dirección de posicionar a la Universidad de Puerto Rico (UPR)”, puntualizó.

papanacho nuevo CAFE