Mañana a las 10:00 a.m. sepelio del exalcalde añasqueño Toño Valentín Vega

En el recuadro, el exalcalde de Añasco, Antonio "Toño" Valentín Vega y la captura de pantalla del vídeo de la Fundación Rafael Hernández Colón sobre la inauguración del Centro de Salud Familiar de Añasco en la que Valentín estuvo junto al exgobernador Rafael Hernández Colón (Fotomontaje/LA CALLE Digital).

En el recuadro, el exalcalde de Añasco, Antonio “Toño” Valentín Vega y la captura de pantalla del vídeo de la Fundación Rafael Hernández Colón sobre la inauguración del Centro de Salud Familiar de Añasco en la que Valentín estuvo junto al exgobernador Rafael Hernández Colón (Fotomontaje/LA CALLE Digital).

AÑASCO: Para las 10:00 de la mañana del martes está programado el sepelio del exalcalde Antonio “Toño” Valentín Vega, quien falleció el domingo a los 88 años, según lo confirmó el actual alcalde Jorge E. Estévez Martínez.

Don Toño, como le conocían cariñosamente, ha estado en capilla ardiente desde las 12:00 del mediodía de hoy en la Funeraria Malavé, de esta municipalidad, a donde han llegado amigos, conocidos y correligionarios, tanto de Añasco como de otros sectores de la Isla, para presentar sus respetos y sus condolencias a la familia.

Valentín Vega rigió la Administración Municipal de Añasco por 16 años, entre 1973 a 1989, siendo electo por el Partido Popular Democrático (PPD). Al momento de expirar, Don Toño estaba en su residencia acompañado por su familia.

La comitiva fúnebre partirá al Cementerio Municipal a las 10:00 de la mañana.

alo & john oferta pizzas

El alcalde Estévez Martínez ordenó que las banderas de Puerto Rico, Estados Unidos y de Añasco sean izadas a media asta en las facilidades municipales y decretó tres días de duelo, que se extienden hasta este miércoles, 5 de abril.

“Mi familia y yo, al igual que el pueblo de Añasco, recibimos con mucho pesar, la noticia del fallecimiento del ex alcalde Antonio “Toño” Valentín Vega. A su esposa Doña Alicia, hijos y demás familiares, vaya nuestro abrazo sincero en este momento de dolor.  Es mi deseo y el de mi familia, que Dios los llene de bendiciones y de fortaleza”, dijo el alcalde Estévez en declaraciones escritas.

Entre sus obras se destacan la Casa Alcaldía, el Terminal de Carros Públicos y la Zona Industrial de Añasco.

Por su parte, el alcalde de San Germán, Isidro Negrón Irizarry, lamentó el fallecimiento del exincumbente municipal añasqueño, expresando sus condolencias a nombre de la Administración Municipal de la Ciudad de las Lomas y de los sangermeños.

La desaparición del PPD (Parte 3)

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

Por: Lcdo. Alfredo Ocasio

El 3 de noviembre de 1992 el PPD sufrió una derrota significativa. Luego de 12 años de una pelea a tablas con el PNP, en esa elección el PPD recibió un golpe que le afectó los sentidos. No tan solo perdió la gobernación, comisaría residente y más de 50 municipios, sino que por primera vez vio como se tenía que acoger a la Ley de Minorías en la Legislatura.

Esta derrota origina la tercera causa para la desaparición del PPD: la crisis de liderato y de proyecto ideológico.

La derrota del ’92 la cargó Victoria Muñoz Mendoza; la hija del prócer y fundador del PPD. Desde 1984, Victoria fue cultivada para ser la heredera natural del PPD a la salida de RHC. Su derrota dejó al PPD sin un líder de la fuerza y carisma que tenía su padre y la que había continuado con RHC, más o menos.

Por otra parte, cuando en 1950 el Congreso nos autorizó a redactar una constitución, el PPD le vendió al pueblo que se había creado un nuevo status que no era ni estadidad ni independencia y con ese cuento engañaron a gran parte del pueblo por varias décadas. Pero, a toda farsa le llega el día en que se descubre lo que es. La realidad económica y eventualmente el gobierno federal, se encargarían de descorrer el velo al engaño.

alo-john-8-de-enero

El PPD se enfrentó en 1993 al primer plebiscito de status bajo la administración Rosselló. Por primera vez, el status territorial de Puerto Rico no fue avalado por la mayoría de los votantes. Solo recibió un 48% de los votos. No tan solo, el PPD había perdido su hegemonía electoral, sino que una mayoría de los votantes tampoco avalaban su cuestionado proyecto de status.

En 1994, cinco personas se disputaron la presidencia del PPD. Tuvieron que hacer una primaria y el partido que se había distinguido por el caudillismo, de repente se enfrentaba a multiplicidad de líderes menores, cada uno con un proyecto diferente y con una visión de status final para Puerto Rico diferente. Al final del camino, el hijo de la maquinaria del inmovilismo, Héctor Luis Acevedo, prevaleció.

Héctor Luis era lo que se conoce en inglés un operador político, no un líder político. Se había destacado como comisionado electoral y no como un curtido en las lides políticas. Su ascenso en la maquinaria se debió a precisamente eso; era parte de ella. Héctor Luis no era una persona de visión ni de ideas de avanzada. Era un estatista; un inmovilista; una figura con que se pretendió llenar un hueco profundo de liderato que comenzaba a aquejar al PPD.

El resultado de la elección de 1996 era de esperarse: la derrota más aplastante del PPD en su historia.

Acéfalo y sin dirección, las fuerzas independentistas dentro del PPD iniciaron su estrategia para llenar el vacío que tenía el PPD de liderato e ideología. De esa coyuntura se aprovechó un zorro político llamado Aníbal Acevedo Vila. Este había sido ayudante de RHC en Fortaleza y había llegado a la Cámara de Representantes. Desde sus inicios políticos dio cátedra de ser un buen demagogo y un gran estratega político. Luego de la derrota electoral del ’96, Aníbal rápidamente asumió la presidencia del PPD y lo reorganizó. En el plebiscito del 1998, delineó la estrategia de ubicar al PPD detrás de la columna del ningunismo y convirtió el plebiscito en un referéndum sobre Rosselló, cuya administración estaba sufriendo de eventos de corrupción. La columna de ninguna de las anteriores obtuvo más votos, pero el precio que pagó el PPD fue caro; por segunda vez el status actual era rechazado por la mayoría de los votantes.

Debido a que Aníbal estaba identificado con los independentistas dentro del PPD, las fuerzas inmovilistas le atajaron el ascenso a la candidatura a la gobernación con Sila Calderón. Protegida por la prensa y las estructuras del poder colonial, Sila asumió la gobernación siendo la primera mujer electa al puesto. Sin embargo, su falta de capacidad, su superficialidad, su total incomprensión de los problemas de Puerto Rico y su absoluta falta de visión llevaron a la desilusión a aquellos que la apoyaron. Su administración fue un fracaso absoluto y encaminó a la isla al desastre económico que padecemos. Confrontada con el hecho de que le esperaba una derrota avasalladora en el 2004, Sila decidió irse para su casa y aquí comenzó la comedia de errores de los inmovilistas en el PPD, que dio paso a los independentistas a la toma del poder.

Sila designó como su sucesor a José Alfredo Hernández Mayoral, el hijo de RHC. A Aníbal le dieron una patada del partido cuando designaron a Roberto Pratts para sustituirlo en Washington, sin siquiera consultarlo. La estadía de Hernández Mayoral duró varias semanas hasta que anunció que se retiraba. Ante la debacle surgida, Aníbal inmediatamente llenó el vacío de liderato y se agenció con la presidencia y la candidatura a la gobernación.

El resto de la historia es conocida por ustedes. Desde el año 2000, el PPD ha tenido seis presidentes, ninguno de los cuales ha podido dejar una huella positiva y si una estela de mala administración pública, pillaje, saqueo y amplia corrupción. En los próximos meses se apresta a seleccionar posiblemente a su último presidente. El status actual fue rechazado contundentemente en otro plebiscito y en esta ocasión el Congreso aceptó que Puerto Rico quiere un cambio de status.

Por otro lado, la crisis económica llevó a que Washington actuara y le impusiera a Puerto Rico una Junta de Control Fiscal, acabando así con el mito de la supuesta autonomía del ELA. La decisión del Tribunal Supremo al efecto de que desde 1898 Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos y que lo ocurrido en 1952 no cambió en nada ese hecho, fue el aldabonazo final para el PPD.

Sin proyecto ideológico y con una crisis seria de liderato, el PPD está obligado a definirse; o estadidad o independencia. La historia simplemente les pasó por encima. Habrán aquellos dentro de ese partido que intentarán detener el tiempo, pero todos sabemos que eso es imposible. Los independentistas dentro del PPD saben lo que quieren, están definidos y tienen su líder, la comunista Carmen Yulín.

Los inmovilistas aún se abrazan del muerto, llorándolo a lagrima viva o peor aún, pretendiendo que todavía vive y sin nadie que les indique cuál es el camino a seguir. Lo que viene es la implosión. Los días finales del PPD han llegado.

 

Otras columnas del Lcdo. Alfredo Ocasio:

La desaparición del PPD (Parte 2)

La desaparición del PPD (Parte 2)

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

Por: Lcdo. Alfredo Ocasio

La mayoría de los políticos tiene una visión miope de la política. Solo viven el ahora y el momento. No se preocupan del futuro. Esa es la mejor explicación a lo que a continuación detallo. La derrota electoral de 1976 resonó fuerte dentro del PPD. Fue la primera vez que perdían sin excusas.

El PPD dejó de ser el partido de mayoría en Puerto Rico con el avance fuerte y sostenido del movimiento estadista. Por ende, había que detener la Estadidad a como diera lugar. El PPD no podía pescar votos en el movimiento estadista ya que esa táctica no le funcionaba. El único lugar donde el PPD podía atraer nuevos votos y reforzarse era en el nacionalismo y los independentistas que se estaban alejando del PIP por la figura dictatorial de Rubén Berríos.

Fue en el 1978 cuando, aprovechando una visita al Comité de Descolonización de la ONU y acabando de publicar su nueva tesis de desarrollo del ELA, Rafael Hernández Colón se reunió en un apartamento en New York con Ricardo Alarcón, embajador de Fidel Castro en la ONU, Juan Mari Bras, líder del comunismo en Puerto Rico, y otros independentistas no afiliados. De ahí surgió el pacto que abrió las puertas a los independentistas dentro del PPD.

alo-john-8-de-enero

Poco a poco, el PPD fue abandonando los símbolos de la unión permanente que tenía en la época de Muñoz y fue abrazando los símbolos del nacionalismo antiamericano. Llegaron los melones al PPD. Fue de esa manera que el PPD mantuvo su crecimiento electoral. RHC creyó que podía mantener a raya a los nuevos independentistas dentro del PPD y de hecho, en su regencia, siempre los mantuvo a raya para que no llegaran a posiciones de liderato dentro del PPD. En otras palabras, él los estaba usando, pero no les permitía que éstos usaran al PPD. RHC los llamaba “plumitas liberales”.

Pero a RHC se le olvidó que el diablo es puerco.

Al no tener acceso a las estructuras de poder dentro del PPD, los independentistas crearon las suyas. De ahí surgió PROELA, bajo el liderato de los independentistas Carlos Vizcarrondo y Luis Vega Ramos. Utilizaron la estructura del PPD para crear una estructura paralela y reclutar candidatos para entrar a la estructura oficialista del PPD.

Con la salida del liderato fuerte de RHC, los independentistas comenzaron su asalto al poder dentro del PPD. Primero, identificaron a los populares proamericanos en el liderato y le fueron minando sus posiciones. Segundo, comenzaron a ubicarse en posiciones electivas y tercero, empezaron a obligar al PPD a definirse ideológicamente hacia la independencia vía la república asociada.

Fue en el cuatrienio que acaba de concluir, que como caldo de cultivo, explotó abiertamente la toma del poder dentro del PPD por los independentistas. Habiéndose ubicado estratégicamente y teniendo ya al PPD como un partido abiertamente antiamericano, lo llevaron a definirse ideológicamente a favor de la independencia.

Desde la Cámara, tres representantes independentistas, Luis Vega, Luis Torres y Manuel Natal obstaculizaron la administración de AGP (aunque este se obstaculizaba a sí mismo). El independentismo ahora controla las estructuras de poder en el PPD y se apresta a elegir a uno de los suyos, ya sea el alcalde de Isabela o la alcaldesa de San Juan, a la posición de Presidente del partido. El evento de abrirles las puertas a los independentistas en el PPD para parar la estadidad terminó con el independentismo comiéndose al PPD.

Dentro del PPD se ha desatado una lucha interna entre los colonialistas, comandados por los Hernández, y los independistas al mando de Carmen Yulín, Vega Ramos y los demás. Es una lucha que se va a tornar en encarnizada y devastadora, pues los primeros lo pierden todo y los segundos no pierden nada. No me sorprendería que los independentistas prevalezcan y que los colonialistas se vayan del PPD, pero para ese partido ya la suerte está echada y lo que queda es su entierro.

Sin proyecto ideológico, sin futuro y ahora en su liderato una pléyade de comunistas disfrazados de populistas que buscan timonear a Puerto Rico hacia la independencia y al posterior establecimiento de una dictadura marxista/leninista/chavista/castrista en Puerto Rico al mando de la comandante Yulín.

RHC sigue vivo observando el demonio que desató aquella fatídica noche en Nueva York. Se creyó que era lo suficientemente listo e inteligente para controlar al monstruo y este terminó devorándose a su partido. Debe sentirse arrepentido de lo que hizo. Muñoz jamás se lo hubiese perdonado.

La tercera causa para la desaparición del PPD comenzó exactamente el 3 de noviembre de 1992.

Y ahí comenzaremos en mi próxima columna.

 

Otras columnas del Lcdo. Alfredo Ocasio:

La desaparición del PPD (Parte 1)

Cámaras captan al “Tigre” Hernández Mayoral como parte del público en horas laborables durante la visita del Papa Francisco a Washington

Captura de pantalla en el momento en que fue captado Hernández Mayoral entre el público que esperaban por el paso de la comitiva del Papa Francisco. Haga "click" sobre la imagen para ampliarla (Captura de pantalla LA CALLE Digital).

Captura de pantalla en el momento en que fue captado Hernández Mayoral entre el público que esperaban por el paso de la comitiva del Papa Francisco. Haga “click” sobre la imagen para ampliarla (Captura de pantalla LA CALLE Digital).

WASHINGTON, DC: Cuando se suponía que estuviera en sus oficinas atendiendo los asuntos de Puerto Rico, que es la razón por la que se encuentra en la Capital de los Estados Unidos, el director de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington (PRFAA), Juan Eugenio “El Tigre” Hernández Mayoral, se encontraba entre el público espectador que esperaba por la visita del Papa Francisco.

Un lector de LA CALLE Digital, envió una “captura de pantalla” en la que claramente aparece en primer plano la figura de Hernández Mayoral, vestido con una camisa casual de manga corta, lo que significa que el funcionario no estaba en “funciones oficiales”, a pesar de que la toma en la que aparece fue hecha a las 9:40 de la mañana del jueves, hora en la se supone esté laborando a beneficio de los intereses de la Isla.

Como cuestión de hecho, a través de medios de prensa se ha estado en tela de juicio la efectividad de la gestión de Hernández Mayoral en Washington, llegándose hasta a cuestionar el uso de un vehículo pagado con fondos públicos para uso personal.aquaviva nuevo weekends

También se levantó bandera sobre el hecho de que mientras hubo recortes en los salarios del personal de esa dependencia, el sueldo de Hernández Mayoral quedó intacto entonces.

Se alega que el hijo menor del exgobernador Rafael Hernández Colón ha protagonizado varios incidentes, en los que ha llegado a despedir “a gritos” a personal de la oficina.

El pasado verano, el diario El Nuevo Día reseñó que Hernández Mayoral despidió a la responsable de Recursos Humanos, Lisandra Bermúdez, tras conocer que exploraba ofertas de trabajo, confirmaron fuentes cercanas a esa oficina.

“Lo de los gritos es su ‘modus operandi’”, indicó un exempleado de PRFAA bajo la dirección de Hernández Mayoral que fue citado por el periódico.