La desaparición del PPD (Parte 2)

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

Por: Lcdo. Alfredo Ocasio

La mayoría de los políticos tiene una visión miope de la política. Solo viven el ahora y el momento. No se preocupan del futuro. Esa es la mejor explicación a lo que a continuación detallo. La derrota electoral de 1976 resonó fuerte dentro del PPD. Fue la primera vez que perdían sin excusas.

El PPD dejó de ser el partido de mayoría en Puerto Rico con el avance fuerte y sostenido del movimiento estadista. Por ende, había que detener la Estadidad a como diera lugar. El PPD no podía pescar votos en el movimiento estadista ya que esa táctica no le funcionaba. El único lugar donde el PPD podía atraer nuevos votos y reforzarse era en el nacionalismo y los independentistas que se estaban alejando del PIP por la figura dictatorial de Rubén Berríos.

Fue en el 1978 cuando, aprovechando una visita al Comité de Descolonización de la ONU y acabando de publicar su nueva tesis de desarrollo del ELA, Rafael Hernández Colón se reunió en un apartamento en New York con Ricardo Alarcón, embajador de Fidel Castro en la ONU, Juan Mari Bras, líder del comunismo en Puerto Rico, y otros independentistas no afiliados. De ahí surgió el pacto que abrió las puertas a los independentistas dentro del PPD.

alo-john-8-de-enero

Poco a poco, el PPD fue abandonando los símbolos de la unión permanente que tenía en la época de Muñoz y fue abrazando los símbolos del nacionalismo antiamericano. Llegaron los melones al PPD. Fue de esa manera que el PPD mantuvo su crecimiento electoral. RHC creyó que podía mantener a raya a los nuevos independentistas dentro del PPD y de hecho, en su regencia, siempre los mantuvo a raya para que no llegaran a posiciones de liderato dentro del PPD. En otras palabras, él los estaba usando, pero no les permitía que éstos usaran al PPD. RHC los llamaba “plumitas liberales”.

Pero a RHC se le olvidó que el diablo es puerco.

Al no tener acceso a las estructuras de poder dentro del PPD, los independentistas crearon las suyas. De ahí surgió PROELA, bajo el liderato de los independentistas Carlos Vizcarrondo y Luis Vega Ramos. Utilizaron la estructura del PPD para crear una estructura paralela y reclutar candidatos para entrar a la estructura oficialista del PPD.

Con la salida del liderato fuerte de RHC, los independentistas comenzaron su asalto al poder dentro del PPD. Primero, identificaron a los populares proamericanos en el liderato y le fueron minando sus posiciones. Segundo, comenzaron a ubicarse en posiciones electivas y tercero, empezaron a obligar al PPD a definirse ideológicamente hacia la independencia vía la república asociada.

Fue en el cuatrienio que acaba de concluir, que como caldo de cultivo, explotó abiertamente la toma del poder dentro del PPD por los independentistas. Habiéndose ubicado estratégicamente y teniendo ya al PPD como un partido abiertamente antiamericano, lo llevaron a definirse ideológicamente a favor de la independencia.

Desde la Cámara, tres representantes independentistas, Luis Vega, Luis Torres y Manuel Natal obstaculizaron la administración de AGP (aunque este se obstaculizaba a sí mismo). El independentismo ahora controla las estructuras de poder en el PPD y se apresta a elegir a uno de los suyos, ya sea el alcalde de Isabela o la alcaldesa de San Juan, a la posición de Presidente del partido. El evento de abrirles las puertas a los independentistas en el PPD para parar la estadidad terminó con el independentismo comiéndose al PPD.

Dentro del PPD se ha desatado una lucha interna entre los colonialistas, comandados por los Hernández, y los independistas al mando de Carmen Yulín, Vega Ramos y los demás. Es una lucha que se va a tornar en encarnizada y devastadora, pues los primeros lo pierden todo y los segundos no pierden nada. No me sorprendería que los independentistas prevalezcan y que los colonialistas se vayan del PPD, pero para ese partido ya la suerte está echada y lo que queda es su entierro.

Sin proyecto ideológico, sin futuro y ahora en su liderato una pléyade de comunistas disfrazados de populistas que buscan timonear a Puerto Rico hacia la independencia y al posterior establecimiento de una dictadura marxista/leninista/chavista/castrista en Puerto Rico al mando de la comandante Yulín.

RHC sigue vivo observando el demonio que desató aquella fatídica noche en Nueva York. Se creyó que era lo suficientemente listo e inteligente para controlar al monstruo y este terminó devorándose a su partido. Debe sentirse arrepentido de lo que hizo. Muñoz jamás se lo hubiese perdonado.

La tercera causa para la desaparición del PPD comenzó exactamente el 3 de noviembre de 1992.

Y ahí comenzaremos en mi próxima columna.

 

Otras columnas del Lcdo. Alfredo Ocasio:

La desaparición del PPD (Parte 1)

La desaparición del PPD (Parte 1)

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

El licenciado Alfredo Ocasio (Archivo).

Por: Lcdo. Alfredo Ocasio

Los últimos días de la administración García Padilla pasaron a la historia como la clara demostración de que la persona que este pueblo escogió para administrar la colonia por los pasados cuatro años, no tenía ni idea de lo que estaba haciendo ni capacidad de comprender las funciones del cargo que ostentaba. Como todo incompetente, recurrió una y otra vez a mentir construyéndose a sí mismo un mundo paralelo alejado de la realidad en donde él se creía sus propias mentiras. Así funciona la mente del mentiroso patológico.

La forma y manera en que se dieron sus últimos nombramientos, la pretensión de legislar a la trágala para imponer una agenda rechazada en las urnas por el pueblo y la hemorragia de indultos desmedidos a criminales de su partido, entre ellos varios ofensores sexuales, en un claro insulto y menosprecio a la mujer puertorriqueña, fueron suficientes para que hasta los pocos que quedaban defendiéndolo se dieran cuenta de la locura en que vive Alejandro García Padilla.

Sin embargo, el efecto más nocivo de su gesta, se lo deja a su propio partido, al cual destruyó con su mediocridad. Ese partido, luego de AGP, yace en ruinas y con la clara incapacidad de poder reformarse.

alo-john-8-de-enero

El PPD fue creado bajo el liderato del caudillo Luis Muñoz Marín, quien se dio cuenta de que en su época, los partidos respondían a la vida de sus caudillos. Desaparecido el caudillo, el partido también moría. Muñoz buscó institucionalizar entonces al PPD. Es así como ese partido siguió con vida 36 años luego de la muerte de Muñoz, pero hoy se encuentra hecho un cadáver insepulto.

Vamos a los números

En las elecciones de 1968, a consecuencia de la división, el PPD obtuvo 374,040 votos o un 40.7% de apoyo. Ese había sido su piso electoral hasta estas elecciones. Desde su fundación en 1938, el PPD había mantenido un crecimiento electoral continuo. Luego de su derrota en el 1968, el PPD volvió a unirse y en 1972 tuvo un crecimiento neto en votos de 284,816. El PPD siguió creciendo en votos en las elecciones de 1976, 1980, 1984 y 1988.

Fue en las elecciones de 1992 que el crecimiento en votos del PPD se detuvo y registró una pérdida neta de 8,869 votos. El PPD se recuperó en 1996 experimentando un aumento en votos y en el 2000 cuando Sila Calderón le añadió 103,008 votos al PPD, su crecimiento electoral más grande desde 1972. Luego de esa elección, el PPD entró en una franca decadencia electoral. Desde esa elección al 2016, el PPD ha perdido un balance neto de 364,670 votos.

En el 2016 obtuvo 38.87% de los votos, pasando a ser este su nuevo piso electoral. Más aun, desde 1972 el PPD no ha podido obtener más del 50% de los votos. El PPD dejó de ser un partido de mayoría y ahora es un partido de minoría y las últimas 2 elecciones que ha ganado lo ha hecho por un escaso margen.

¿El por qué ha ocurrido esto en el PPD?

Hay tres causas principales. Primero, la figura de Muñoz, al rechazar la independencia y levantarse como un buen americano, atraía votos que normalmente hubiesen ido a parar al Partido Estadista Republicano de entonces. Estos, con los llamados autonomistas leales a EE.UU., conformaban esa mayoría cómoda del PPD en la era de Muñoz. El retiro de Muñoz abrió las puertas para el regreso de esos votantes al movimiento estadista, cosa que se aceleró con la creación del PNP y la llegada de un nuevo liderato estadista bajo la figura de Luis A. Ferré. De no haber sido por la división del 1968, el PPD hubiese ganado esas elecciones, pero a base del crecimiento electoral que venía experimentado el estadismo, hubiese posiblemente perdido las elecciones de 1972 y de seguro perdía las de 1976.

De hecho, las elecciones de 1976 fueron un “turning point” en nuestra historia. Por primera vez, el PPD perdía unas elecciones de verdad. No había división a quien achacarle la derrota. El PPD lo perdió todo; gobernación, comisionado residente, cámara, senado y la mayoría de las alcaldías.

El avance del movimiento estadista, casi convertido en apenas 8 años en el movimiento político de mayoría en Puerto Rico, llevó al PPD a la segunda causa para su debacle. El evento está próximo a cumplir 40 años de haber ocurrido.

Continuaremos mañana.

A manos privadas Aeropuerto Internacional Muñoz Marín

CAROLINA, P. R.- Al anunciar la nueva alianza público privada que promueve la actual administración, el gobernador Luis Fortuño Bursed, confirmo hoy jueves, que se llegó a una transacción con la empresa Aero Star Airport Holdings. para asumir el arrendamiento y administración del Aeropuerto Luis Muñoz Marín por los próximos 40 años. El acuerdo que conlleva una inversión  de $ 2. 6 billones para beneficio de la economía puertorriqueña, tendrá vigencia una vez la Administración Federal de Aviación, revise y avale el contrato sometido por las partes.

Aero Star Airport Holdings y su filial Azul, tendrán la responsabilidad de mantener la terminal aérea y sus instalaciones en condiciones óptimas, a través de proyectos de construcción, remodelación y mejoras al principal aeropuerto de la isla ubicado en la jurisdicción de Carolina. Efectuado el anuncio sobre la tercera alianza público privada que  negocia  su administración, el gobernador Fortuño asegura que el  acuerdo creará  otros 3 mil empleos directos durante los siguientes 3 años y un crecimiento sustancial en el itinerario de vuelos y la llegada de más aerolíneas.

Sobre otros asuntos, el primer mandatario reiteró que esta alianza no afectará los puestos de trabajo de las personas que laboran desde hace muchos años en el aeropuerto. “Todos los empleados del aeropuerto tienen sus puestos asegurados”, subrayó Fortuño.

Esta importantísima transacción no ha estado alejada de controversias ya que legisladores del Partido Popular Democrático, han amenazado con revertir el acuerdo si es que el PPD y su candidato a gobernador, Alejandro García Padilla, salen triunfantes en las elecciones de noviembre. Por su parte, ejecutivos de Aero Star y Azul, califican esta alianza público-privada como una transparente y de acuerdo a leyes que deben regir este tipo de negocios.